El consejero regional por la provincia de Sandía, Wilfredo Meléndez, señaló que en el gobierno regional existe inestabilidad y los propios funcionarios estarían trabajando sólo por cumplir, debido a la sentencia condenatoria contra Walter Aduviri Calisaya, que se encuentra prófugo de la justicia.

“Hay inestabilidad en el Gobierno Regional y el equipo técnico está trabajando de forma desganado o desmoralizado por este caso del Aymarazo”, expresó el fiscalizador, al considerar que la sentencia por 6 años al exdiregente aymara es injusta.

En ese sentido, invocó al vicegobernador regional, Agustín Luque Chaiña a que empiece a trabajar en favor de la población con la continuidad de los proyectos iniciados recientemente.


Redacción: ASAM