El subprefecto del distrito de San Pedro de Putina Punco, provincia de Sandía, Federico Enríquez Condori, agredió física y verbalmente al poblador que se negó a comprar cajas de cerveza para una actividad social.

El ciudadano, Pedro Aliaga Mamani, llegó hasta la ciudad de Puno, para denunciar este hecho y pidió a la Dirección General de Gobierno Interior (DGIN) a tomar su caso, porque actualmente teme por su vida, porque en cualquier momento podría sufrir otro ataque por la autoridad política que representa al gobierno actual, cuyo presidente es Martín Vizcarra.

Narró, que el subprefecto tiene una empresa de distribución de cerveza en esa localidad que, al abastecer a los diferentes locales, promueve indirectamente su consumo de los parroquianos, el cual fue cuestionado por la población.

El ciudadano presenta heridas en la cara y manos, el cual ha impedido realizar sus actividades, afectando su economía familiar. “El subprefecto se ha desentendido del caso, pero acudí al médico legista y procederé con las medidas legales”, dijo.


Redacción: FI