El subprefecto del distrito de San Pedro de Putina Punco, provincia de Sandía, Federico Enríquez Condori, que agredió física y verbalmente el 30 de agosto a un ciudadano. Éste continúa ejerciendo sus funciones, sin que el gobierno central haya tomado alguna medida correctiva.

Pedro Aliaga Mamani, llegó a la ciudad de Puno, para mostrar su indignación y una vez más exigió al Dirección General de Gobierno Interior del Ministerio de Interior, a tomar las medidas drásticas por esta agresión, que le dejó con secuelas en el dedo por la fractura.

Asimismo, pidió a la Federación de Campesinos de Alto Tambopata, a emitir un pronunciamiento sobre el caso, porque esta organización está, para cautelar los intereses de la población. “No dicen nada al respecto, se trata de un hecho gravísimo, protagonizado por una autoridad que presenta al gobierno actual de Martín Vizcarra”, señaló el ciudadano visiblemente indignado.


Cabe recordar que subprefecto del distrito de San Pedro de Putina Punco, provincia de Sandía, Federico Enríquez Condori, agredió físicamente al poblador por negarse a comprar cajas de cerveza de su empresa distribuidora.