Lamentablemente se produjo la primera muerte materna del 2020 en la región de Puno, se trata de una adolescente de 15 años de edad natural del distrito de Copani, provincia de Yunguyo, quien tenía 19 semanas de gestación y una severa desnutrición crónica.

Según informo el representante de la Dirección Regional de Salud, Juan Carlos Espinoza, la gestante llego en mal estado al centro de Salud del distrito de Copani, por lo que le brindaron la atención correspondiente, sin embargo, por la gravedad de su situación fue referida al hospital de Yunguyo y luego de ello al hospital regional Manuel Núñez Butrón de la ciudad de Puno, donde dejo de existir.

El galeno indicó que realizaran las investigaciones correspondientes, para lo cual recabaran el historial clínico del centro de salud y del hospital de Yunguyo, para determinar los factores de la muerte materna.