Cesar Hugo Tito Rojas, dirigente de los docentes en la región de Puno, manifestó que en el presente proceso de contrato docente 2020, los maestros estaban obligados a presentar un certificado de salud mental y física expedido por el Ministerio de Salud (Minsa), pero, debido a las múltiples marchas que se hizo en contra de este requisito ahora podrán presentar una declaración jurada.

El dirigente manifestó que el Ministerio de Educación (Minedu) dio a conocer esta modificación a través de un comunicado, debido a que el sector salud no tiene la capacidad operativa para expedir estos certificados y demandaban un costo en perjuicio de los docentes que buscan una plaza de contrato.

Manifestó también que en las instituciones educativas desde el nivel inicial, primario y secundario se debe incluir la asignatura de idioma quechua y aymara y no obligar a los maestros a obtener su certificado EIB para dictar materias en los idiomas originarios de la región Puno, que finalmente no beneficiara al logro de los aprendizajes.

Así mismo, manifestó que están a la espera de una ordenanza regional para que no se exija la constancia EIB a los maestros que van a laborar en las instituciones con característica bilingüe urbano.

Por su parte, el secretario regional del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación Peruana (SUTEP), Moisés Chipana Chipana, indicó que plantearon ante el Consejo Regional de Puno que la constancia de Educación Intercultural Bilingüe (EIB) se incorpore como área curricular de lengua originaria quechua y aymara, y se suspenda como requisito para la adjudicación de plazas de contrato.

Redacción: JJCT