Los cesantes y jubilados del sector de educación de la región de Puno, ayer con una movilización por las calles y posterior plantón, exigieron al gobernador regional, Agustín Luque, viabilizar el trámite para el pago de la deuda social que viene siendo postergados desde hace años.

El presidente de este gremio sindical, Jimmy Montalva Moscoso, culpó al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) por obstaculizar el pago de la deuda social al disponer que los casos deben ser judicializados y con un mandato judicial firme a favor de los extrabajadores. 

Dijo que al referido Ministerio le dieron plazo hasta 31 de enero de 2020 para que viabilice la cancelación de la deuda a los cesantes, de lo contrario se verán obligados a salir a las calles con más medidas protesta radicales.