Más de 100 de trabajadores del sector Salud de la región de Puno, realizaron un plantón en los pasillos de la Dirección Regional de Salud, exigiendo la continuidad de sus contratos hasta 31 de diciembre 2019.

Una de las afectadas, Noemí Calli Anco, explicó ayer que sus plazas donde actualmente laboran en los diferentes establecimiento de salud fueron considerados como plazas vacantes para el concurso de contra CAS. 

También dijo que existe en acuerdo bajo acta con los funcionarios de la DIRESA Puno, que sus contratos son vigentes hasta el 31 diciembre de este año, sin embargo, estarían vulnerado el acuerdo al convocar a concurso esas plazas.

Cabe indicar, que los quejos amenazaron con tomar medidas radicales sin en caso que la autoridad no les haga caso a sus peticiones.


Redacción: ASAM