El titular de la Dirección Regional de Salud de Puno (Diresa), Jorge Montesinos Espinoza, señalo que la recategorización de nivel II-2 a nivel II-1 del Hospital Carlos Monje Medrano de la ciudad de Juliaca, se debería a una evaluación del nosocomio y se encontró que no le corresponde dicha categoría, porque existirían falencias en diferentes aspectos.

Explico que varios hospitales de la región recibieron recategorizaciones en el 2016 sin contar con el equipamiento correspondiente, como es el caso del Hospital de Juliaca, debido a que tendría carencias de personal, equipamiento e infraestructura, lo cual no le hace merecedor de la categoría II-2.

Además, indicó, que la falta de equipamiento en el hospital es una de las causales por las que se presentan muertes maternas, por ello, hace dos meses, se empezaron a realizar reevaluaciones a todos los nosocomios de la región, para determinar si cumplen con la categoría que tienen, dichos trabajos estuvieron a cargo del área técnica de los servicios de salud, representando por el director de Servicios de Salud de la Diresa, Rolando Montes De Oca.

Montesinos Espinoza, añadió que bajarle de categoría al Hospital de Juliaca, no significa que habrá despido de personal ni cierre de consultorios o reducción de presupuestos, sino, significa que tiene capacidad resolutiva para atender ciertas enfermedades complejas.

Remarco que los servicios que brindara el Hospital Carlos Monje Medrano serán los mismos, lo único diferente será que cuando lleguen pacientes con cáncer o insuficiencia terminal, serán atendidos y estabilizados, y luego referidos a un hospital con la capacidad resolutiva para atender esas enfermedades más complejas.

Además, el titular de la Diresa manifestó que se está sincerando los servicios que brindará el hospital de Juliaca, y ya no se incurrirá en mal informar a la población con servicios con los que no contaba. “Ahora el hospital Carlos Monje Medrano tiene plazo para subsanar las observaciones y volver a obtener la misma categoría o una mayor, todo depende del director de la institución”, agregó el funcionario.

Por último, dijo que la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud) empezará a supervisar los hospitales y clínicas, a fin de verificar sus categorías y los servicios que brindan en realidad. Aclaro que, si Susalud encuentra irregularidades o categorías que no les corresponda a los hospitales, serán cerrados definitivamente.