El ex candidato a la consejería regional por la provincia de San Román, Julio Corrales, dijo que los nuevos funcionarios del Gobierno Regional de Puno, que fueron designados por el gobernador regional encargado Agustín Luque, deben de renunciar por ética profesional, ya que no cumplirían el perfil para asumir dichos cargos.

Señaló que la designación de los nuevos funcionarios dentro de la instancia regional obedecería a favores políticos, ya que según señala, el actuar del nuevo gobernador regional solo demostraría que no sabe cómo encaminar a la región.

El ex candidato dijo que se necesitan a profesionales probos, que atiendan las necesidades de la población y trabajen por el desarrollo de la región. Además, cuestionó la labor de los consejeros regionales, ya que frente a estos hechos, no se habrían pronunciado y no estarían cumpliendo su trabajo de fiscalización dentro de la instancia regional.


Redacción: REFQ