En reunión entre pobladores, dirigentes del sector Chilla y autoridades del distrito de San Miguel y la provincia de San Román, concertaron el cierre definitivo del botadero de Chilla y emprender los proyectos de remediación a nivel de esta zona.

La decisión se dio en cumplimiento al plazo de 13 días dado por los pobladores del sector que concluyó este domingo; y a partir de la fecha no permitirán el ingreso de residuos sólidos hasta este sector.

Sin embargo, en la reunión fijaron que a partir de la fecha se priorice los proyectos de remediación de las zonas degradadas que por muchos años ha sido afectado con la acumulación de basura.