La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil), por medio de la Intendencia Regional de Puno, logró que el trabajador de construcción civil y dirigente sindical, Germán Callata Hallasi, sea repuesto por la empresa donde laboraba, luego de ser despedido el 21 de octubre, por ejercer su libertad sindical.

El caso ocurrió en Juliaca, provincia de San Román, cuando la empresa Consorcio Alborada decidió separar a Callata, uno de sus trabajadores que participaba en la construcción de la obra del Instituto Superior Tecnológico Manuel Núñez Butrón.

Los inspectores de la intendencia se enteraron del despido por denuncia y luego que el sindicato de construcción civil, participara en las mesas de trabajo, que se desarrollan con este sector, en todas las regiones donde está la Sunafil.

Al asumir el caso, la Intendencia Regional de Puno generó dos órdenes de inspección, una por despido arbitrario y otra en seguridad y salud a favor de todos los trabajadores. Incluso, una tercera por afectación de la libertad sindical del mencionado trabajador.

De esta forma detectaron que sí se estaba afectando la libertad sindical de Germán Callata, así como su libertad de opinión y de expresión, consignados Constitución Política y en el Convenio N.º 87 de la Organización Internacional del Trabajo.

Los inspectores de la intendencia lograron que el dirigente y la inspeccionada firmen un acta con los directivos de la empresa Consorcio Alborada para conseguir la reposición de trabajador afectado.