Fredy Puma, refiriere que la autoridad edil de San Román no tiene ni ha tenido una relación amical con su persona. Más aún se generó una enemista manifiesta a su persona, en razón de que, en fecha 14 de febrero realizo un reportaje del Bypass de la salida a Cusco, en donde se da a conocer la investigación periodística que concluye un supuesto favorecimiento a la empresa supervisora de la mencionada obra y paralelamente el hecho de que mi persona se encuentra activamente fiscalizando las diferentes Gestiones, siendo esta una de las principales labores de un periodista, y más aún de una persona preocupada por su región y que lucha contra la corrupción".

CIRCUNSTANCIAS

El comunicador social indicó que el citado alcalde el 27 de junio de 2019 a las 18:00 horas de la tarde, brindó una entrevista a diferentes medios de comunicación el mismo que difundió en las diferentes plataformas virtuales donde le atribuyó hechos, cualidades y conductas vejatorias hacia su persona. “Pero hay gente que se opone no, que vamos a hacer parte de la vida, hay gente así, personas que se oponen a todo ¿no? Todo está mal, todo está mal (…) bueno algunos (…) bueno entiendo hoy día”, esto y otras afirmaciones dio a las interrogantes, Sucacahua.

El periodista, además añadió que al respecto de la afirmación realizada por el burgomaestre de que su persona le pidió dinero hace dos o tres meses atrás, es totalmente falsa. “Exijo que pueda probar que durante los meses de marzo y abril hubo comunicación alguno con su persona y que yo le he pedido dinero o le he insinuado de alguna manera, en razón de que para expresar estas afirmaciones o frente a medios de comunicación debería contar con medios de prueba, caso contrario revela una ausencia de verificación y la falta a la verdad.

Este medio consultó a otros letrados sobre el tema, y en caso de confirmarse por las instancias judiciales la difamación el alcalde recibiría una la sanción máxima de pena privativa de libertad de dos años y ciento veinte días de multa, de conformidad con los Artículos 131° y 132° del Código Penal, que sancionan los delitos de calumnia y difamación agravada respectivamente.

 


Redacción: FI