Pelayo Cuba Pérez, consejero regional por la provincia de Azángaro, exigió al presidente del Consejo Regional, José Luis Borda Cahua, a convocar lo antes posible a una sesión de consejo para analizar y debatir el pedido de suspensión que planteó el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), tras el pedido que formalizó el ciudadano Elmer Aldo Vásquez Jarita.

Sostuvo que lo ideal sería que, cualquier decisión, sea adoptada de manera colegiada entre todos los representantes en este órgano legislativo. Además, dijo que, con estas idas y venidas del máximo ente electoral, la región de Puno es la que pierde, debido a que el vicegobernador no puede asumir el cargo de gobernador de pleno derecho.

“Esta situación viene generando un perjuicio enorme a la región”. Citó, por ejemplo, la próxima suscripción de un convenio marco entre el gobierno regional y el Ministerio de Educación (Minedu) que viabilizará la construcción de la nueva infraestructura del colegio emblemático Pedro Vilcapaza, pero no se puede hacer.

Como se sabe, el JNE corrió traslado al Consejo Regional de Puno, para que nuevamente debatan el pedido de suspensión del gobernador regional Walter Aduviri Calisaya, ello en base al artículo 31, inciso 2 de la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales.


Redacción: ECQ