El consejero de la provincia de Sandia, Wilfredo Meléndez, reconoció que la censura a los dos funcionarios de confianza del gobernador regional de Puno, Walter Aduviri, no ha tenido ningún efecto, porque el procedimiento fue irregular.

Con relación a la ausencia del gerente de infraestructura, Jaime Quisocala Supo, y otros al pleno del consejo regional, dijo que se reiteró nuevamente para que asistan a la próxima sesión y no defraudar a los pobladores de Kelluyo (Chucuito) que esperan una respuesta concreta del despido arbitrario a varios trabajadores de la obra vial que se ejecuta en esa jurisdicción.

“Sino asisten en la próxima sesión, procederemos a tomar las medidas respectivas en base al reglamento interno”, señaló el consejero.


Redacción: FI