El consejero regional por Puno, Jorge Zuñiga, dijo que una vez que el Consejo Regional sea notificado sobre la orden de prisión preventiva contra el gobernador regional, Walter Aduviri, el delegado debe convocar a sesión para tratar su suspensión.

Ante la situación legal de Aduviri Calisaya y de acuerdo a ley, debe ser suspendido por un periodo de 120 días. Si la autoridad regional resuelve su situación antes de este tiempo, puede reincorporarse a sus funciones y si no lo logra, procede la vacancia, según explicó el consejero. 

Respecto a la ubicación del gobernador regional, Zúñiga recordó que hace dos meses, advirtió que debería variarse la situación de Walter Aduviri porque había el peligro de fuga, sin embargo, señaló que le da el beneficio de la duda considerando que este lunes se conocerá si es sentenciado o absuelto por el caso “aymarazo”.


Redacción: MYCH