El ex consejero por la provincia de Puno, Walter Paz Quispe Santos, dijo que la actitud de los consejeros oficialistas fue irresponsable y lo que corresponde sería una suspensión del gobernador regional, ya que los puneños estarían siendo los principales perjudicados.

“Los oficialistas solo estarían pensando en intereses propios que solo beneficia a un grupo de personas, siendo totalmente afectados la población puneña, como las instituciones, los proyectos, ejecución de obras para el avance de la región”, señaló.

Quispe Santos, también indicó que ayer mientras escuchaba la sesión extraordinaria, escuchó decir a algunos consejeros “si la licencia se habría ampliado a Walter Aduviri, nada de esto estaría pasando”, actitudes que solo se estarían dando para ganar tiempo.

“En un análisis de la legislación peruana sobre el tema del aun gobernador, en ningún lado se lee la licencia para un preso, a pesar que sea gobernador regional, que serían falacias expresadas por consejeros”, añadió el ex consejero por Puno.

Por otro lado, mostró su molestia ante el actuar de los consejeros que abandonaron la sesión extraordinaria, transgrediendo el reglamento interno del consejo, argumentando que se estarían dirigiendo a los servicios higiénicos justificando las malas actitudes.


Redacción: YAG