El gerente del gobierno regional de Puno, Dante Coasaca Núñez, señaló que uno de sus primeras prioridades de su trabajo será sincerar el avance financiero, para luego tomar las medidas y revertirlas, sabiendo que actualmente se encuentran en el lugar nueve a nivel nacional.

En ese marco, dijo tomará medidas urgentes con relación a los recursos ordinarios, que para este año se tiene más S/. 98 millones de soles (98, 902,937) que en caso de no ser ejecutadas se podría revertir al fisco, entre ellos está la obra construcción del hospital materno infantil del cono sur Juliaca (14, 434,770), mejoramiento de la carretera dv. Desaguadero (emp pe 36a) - Kelluyo - Pisacoma, provincia de Chucuito (12, 491,321) y otros.

Asimismo, manifestó que planteará en el tiempo que sea necesario la actualización de los instrumentos de gestión, para optimizar una gestión regional eficiente.

Con relación a las supuestas denuncias penales, remarcó que como funcionario público está sujeto a la fiscalización y cuestionamientos como el caso que ocurrió en el consejo regional de Cusco en el año 2015, “Se me acusaba por omisión, sin embargo quedó archivado, tampoco fue vacado los consejeros, ni denunciado”, puntualizó.

“Tuve una denuncia en la Contraloría, el cual llegó hasta el tribunal y he sido absuelto”, señaló el funcionario, que recientemente fue designado por el vicegobernador regional, Agustín Luque, en el cargo de gerente regional.