CONTÁCTENOS:
Cabina : 051352200
Secretaria : 051366222
Marketing : 951300575

El gobernador encargado del Gobierno Regional de Puno, Agustín Luque Chayña, señaló que los cambios de los gerentes y directores sectoriales se materializaron por la pésima gestión y escaso gasto presupuestal alcanzado, en un 34 por ciento hasta finales del mes de setiembre último. Descartó que se trate de un tema partidario.

“La encargatura del Gobierno Regional que se tuvo desde el pasado 9 de agosto hasta 23 de setiembre 2019, se ha trabajado con los gerentes y directores sectoriales de confianza de la titular pliego anterior, sin embargo, no se tuvo resultados esperados, por esa razón se optó realizar los cambios”, sentenció Luque Chayña. 

Asimismo, dijo que luego darse los cambios a partir de 1 de octubre se ha logrado incrementar en 10 por ciento el gasto presupuestal durante el mes de octubre y alcanzado hasta la fecha un 46 por ciento de inversión de recursos en los proyectos de inversión pública.

En ese sentido, minimizó las críticas de algunos exfuncionarios y directivos del movimiento regional Mi Casita de Walter Aduviri. Anotó que su administración está enfocada en los intereses de la región y no en un pequeño grupo de simpatizantes aduviristas.

Por otro lado, un grupo de militantes del movimiento “Mi Casita” liderados por Walter Aduviri Calisaya, en la víspera en una improvisada conferencia de prensa, dieron a conocer el distanciamiento con el gobernador encargado, Agustín Luque Chayña.

El presidente del movimiento político, Domingo Quispe Tancara, sostuvo que esta medida es porque Luque Chayña habría traicionado a la organización al indicar que es una nueva gestión y olvidarse del “Plan Qollasuyo”. Es preciso indicar que este plan no fue implementado en los meses de gestión de Aduviri Calisaya.