El gerente general del gobierno regional de Puno, Dante Coasaca Núñez, aceptó que entre setiembre a diciembre del año pasado no se hizo lo suficiente para garantizar eficiencia en la ejecución de recursos destinados para obras a partir del presente año.

Justificó el bajo nivel de ejecución de recursos financieros, indicando que en la gestión del exgobernador regional Juan Luque Mamani se comprometió recursos acumulados antes de terminar el 2018, a ello se debería el gasto de más de 11 millones de soles en enero del 2019 a comparación de los 5 millones en el mismo mes de este año.

Propinó estas aseveraciones en respuesta al exjefe de la Oficina de Programación Multianual de In versiones (OPMI) del gobierno regional de Puno, Wilber Cutipa Alejo, quien afirmó que en el primer mes del año el gasto en proyectos de inversión pública (PIP) cayó en 57 por ciento a comparación del año pasado.