El arquitecto Abelardo Quispe Huanacuni, fue enfático en señalar que las autoridades de la provincia de El Collao, deberían de sumarse a la paralización de 48 horas que vienen emprendiendo los pobladores de la localidad de Ilave, quienes exigen el reinicio de la construcción de la carretera Checa – Masocruz, obra que se encuentra paralizada, luego del fallo de un juzgado de la Corte Superior de Justicia de Lima, que acogió una medida cautelar.

Señaló que las autoridades deberían de liderar la defensa de las obras de su jurisdicción, ya que dicha carretera representa la columna vertebral de desarrollo de la provincia de El Collao y demás sectores, ya que es considerada una carretera de orden nacional.

El arquitecto indicó que actualmente esta carretera tiene 10 kilómetros de carpeta asfáltica, otros 10 kilómetros de imprimado y de 20 a 30 kilómetros de nivel de base, lo cual dentro de dos semanas podría deteriorarse, a causa de las fuertes lluvias que se vienen registrando.

Además, señaló que el 45% de avance físico que reportó la empresa que tiene a su cargo la ejecución de dicha obra, bajaría a un 10 o 15%, con lo cual los 92 millones de soles que quedan como saldo, no alcanzaría para completar el 90% del avance de la obra.

Quispe Huanacuni, exhortó a las autoridades y a la población, a sumarse a esta medida de protesta, ya que según señala, la lucha por la construcción de esta carretera inició hace más de 40 años.

Redacción: REFQ