El representante de la Oficina Defensorial de Puno, Jacinto Ticona, reveló que en enero se reportaban 17 conflictos sociales en la región de Puno. Sin embargo, en agosto disminuyeron a 14; es decir, tres fueron resueltos.

Uno de los conflictos solucionados es el de los distritos de Ayapata y Ituata, zona norte de la región. Esas localidades tenían problemas de delimitación territorial. Sus autoridades instalaron una mesa de diálogo para solucionar este problema.

El Altiplano, en enero, ocupaba el segundo lugar a nivel nacional por su número de conflictos, pero ahora se ubica en la cuarta posición. Ticona manifestó que actualmente la región de Áncash registra el mayor número de este tipo de problemas con 22 conflictos, seguida de Cusco con 17 y Loreto con 15. Luego, está Puno.

Añadió que están en observación tres problemas sociales relacionados al sector minero, que podrían convertirse en conflictos en Puno de no mediar un proceso de diálogo. Ticona detalló que hacen continuos seguimientos a los conflictos.

Fuente: La República