Intensifican las actividades de control fitosanitario en la frontera Perú – Bolivia con la finalidad de evitar el ingreso de frutas y hortalizas hospedantes de moscas de la fruta.

El inicio del proyecto de erradicación de moscas de la fruta que ejecuta el SENASA contempla la identificación de los puntos donde se instalarán las trampas que permitirán determinar las especies existentes en el anillo circunlacustre de Puno.

La instalación de 600 trampas en el Altiplano permitirá obtener información para la identificación de las especies de moscas presentes en la zona y tomar acciones de control de acuerdo al índice poblacional de la plaga.

En frontera se desarrollan inspecciones a todos los vehículos de carga comercial y de pasajeros que transiten por los puestos de control. En caso de encontrar frutos hospederos en el transporte, se procede al decomiso, dejando constancia en las actas correspondientes.