El procurador del Gobierno Regional de Puno, Santiago Molina Lazo, ha tenido suficiente tiempo para interponer una medida cautelar al proyecto de mejoramiento y ampliación de la provisión de agua para el desarrollo agrícola en el valle de Tacna - Vilavilani II - fase I, pero no lo hizo hasta la fecha.

Así lo manifestó, el exprocurador, Gustavo López Llanos, quien dijo que el gobierno regional tiene toda la capacidad técnica-logística, para tomar medidas como el caso de la Gerencia de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, quien tiene toda la obligación para asistir en la formulación de una medida legal frente al proyecto de Tacna, lo cual actualmente no se está haciendo.

Además, el exfuncionario, comentó las autoridades del gobierno regional de Puno, debían haber tomado las medidas legales antes que llegue el gobernador regional de Tacna, Juan Tonconi, para convencer sobre el proyecto Vilavilani, ese hecho no debía haber ocurrido.