Director de la red de salud de Chucuito – Juli comete abuso de autoridad y piden su separación

El cuestionado director de la Red de Servicios de Salud (Redess) de la provincia de Chucuito – Juli, Cesar Calderón Delgado, contraviniendo el estado de emergencia nacional por la Covid-19, el oficio múltiple Nro. 975 de la Dirección Regional de Salud (Diresa) y otros mandatos, habría dispuesto la ‘no’ renovación de sus contratos de un promedio de 30 trabajadores de salud en plena pandemia, atentando de esta manera, contra la salud pública.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Redess Chucuito – Juli, Abad Chalco Maldonado, informó que son un promedio de 31 trabajadores despedidos de los puestos de salud y establecimientos del primer nivel de atención. Además de médicos y enfermeros del hospital "Rafael Ortiz Ravines" de Juli, que venían laborando regularmente desde el año 2015.

Puso hincapié que esta decisión contraviene el marco legal del actual estado de emergencia para minimizar la expansión del coronavirus. “Me parece muy grave, que en plena pandemia, se quiera despedir trabajadores que atienden directamente a los pacientes. Esto no se ha presentado en ningún lugar del país, por ello el director de la Red de Salud de Chucuito debe ser removido del cargo”, sentenció el dirigente.

En ese sentido, sostuvo que ya se cursó un documento al gobernador regional de Puno, Agustín Luque Chayña y al titular de la Diresa, Jorge Montesinos Espinoza, para exigir en principio, la remoción de Calderón Delgado y evitar el despido de trabajadores del sector salud. Apuntó que el director pretendería nombrar servidores sin ningún concurso público de méritos, por lo que, desde el pasado 1 de junio vienen acatando una huelga indefinida.

Es preciso mencionar que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), precisó que la declaración de estado de emergencia nacional decretada por el Poder Ejecutivo no justifica el despido de ningún trabajador. “Toda decisión que prive al trabajador de su vínculo laboral es inaceptable. Ni la declaratoria de emergencia ni el hecho de contraer o ser sospechoso de tener COVID-19 constituye causal válida de despido o cese de la relación laboral”, refiere.

Por su parte, el consejero regional por la provincia de Chucuito – Juli, Fredy Rivera Cutipa, lamentó la designación del director de la Red de Salud de Chucuito – Juli, Cesar Calderón Delgado, quien fue duramente cuestionado cuando estuvo al frente de la Red de Salud de Huancané, dijo que tendría vínculos oscuros en un sector de confianza de la gestión del gobernador Agustín Luque, quienes lo estarían protegiendo.

El 15 de abril del año en curso, el titular de la Diresa, Jorge Montesinos Espinoza, emitió el oficio múltiple Nro. 975, donde dispuso la ampliación de contrato al personal del régimen Contrato Administrativo de Servicio (CAS) hasta el 31 de diciembre del 2020, por la estricta necesidad de servicio en los distintos establecimientos de salud en sus distintos niveles operacionales.

Es preciso mencionar que en la Redess Chucuito Juli hay un aproximado de 500 trabajadores de distintas especialidades y en el hospital Rafael Ortiz Ravines de Juli se desempeñan 225 servidores.