“El programa social #Pensión65 que otorga el estado a las personas de pobreza y pobreza extrema, debería ser universal para contribuir al amortiguamiento de la crisis económica que actualmente estamos viviendo”, opinó el economista Humberto Campodónico Sánchez.

“El programa social Pensión 65 que otorga el estado a las personas de pobreza y pobreza extrema, debería ser universal para contribuir al amortiguamiento de la crisis económica que actualmente estamos viviendo”, opinó el economista Humberto Campodónico Sánchez.

Mencionó que, desde el 2004 se viene planteando esta propuesta; sin embargo, son las AFPs, las que se oponen, con el fin de salvaguardar la contribución de los empleos formales, pero la pensión universal debería ser un derecho para contribuir al amortiguamiento de la crisis.

Detalló que, actualmente el programa social Pensión 65, llega a 500 mil peruanos, lo que equivale al 0.1% del PBI anual, o sea 600 millones de soles, “esa cifra se debería triplicar y en conjunto tendríamos el 0.2% del PBI, para tener una cobertura universal”, precisó.

Además explicó que, debido a la emergencia sanitaria del coronavirus, se ha producido un choque externo e interno; por lo tanto, se viene un año difícil, no solo para el Perú, sino para el mundo entero.

Respecto a la reactivación de los diferentes sectores, luego que la pandemia del coronavirus haya terminado, señaló que, el sector más afectado será el turismo, porque es el que no se va a reactivar tan rápidamente, ya que al abrir los aeropuertos, exponemos a la población a posibles nuevos contagios.

Frente a ello indicó que, el estado debe contemplar una ayuda especial para todo el sector turismo, lo que implica a aquellos que se dedican a la venta de artesanías, restaurantes, etc., ya que este sector es el que mueve millones de soles en el Perú.